Métricas de Six Sigma

La metodología que sigue Six Sigma establece la utilización de métricas para evaluar el estado de los diferentes indicadores de calidad. La utilización de métricas tiene los siguientes objetivos:

  • Medición de las opiniones de los clientes
  • Establecimiento de los factores Críticos de Calidad (CTQ’s)
  • Obtención de los resultados del producto, tales como: Rendimiento, Rendimiento Acumulado, Rendimiento Normalizado)
  • Medición de los resultados debido a la interacción entre procesos y los indicadores económicos de la organización

El principal objetivo es el de monitorizar y controlar todas las entradas y salidas, a todos los niveles de la empresa, que influyen sobre los resultados financieros de la organización. Estos niveles se resumen en:

  • Métricas a nivel Empresa
  • Métricas a nivel Operaciones
  • Métricas a nivel Proceso

METRICAS A NIVEL EMPRESA 
Consiste en resúmenes de estados financieros y de situación operacional de la empresa. Las áreas objetivo de las métricas en este nivel son:

  1. Financiera
  2. Percepción del Cliente
  3. Operaciones
  4. Gestión del Conocimiento
  5. Satisfacción del Empleado

METRICAS A NIVEL OPERACIONES
Estas métricas se encargan de medir el consumo de recursos, tanto en coste como en tiempo, durante el proceso productivo. Enlazan las medidas de los procesos con los resultados de la empresa, permitiendo identificar y categorizar las diferentes relaciones existentes y priorizar aquellas que se diagnostican como cuellos de botella.

METRICAS A NIVEL PROCESO
Estas métricas se refieren a la información que utiliza el departamento de producción. Son los indicadores que establecen los límites para llevar a cabo las diferentes operaciones de planta. Todo proyecto de mejora Six Sigma se basa en esta información para llevar a cabo los procesos de Medición (Measure), Análisis (Analyses), Mejora (Improvement), y Control de la metodología DMAIC.

Las unidades que se usan con mayor frecuencia para medir la variación de un proceso (y su influencia en los resultados de la empresa) son:

  • Defectos (D): Es cualquier desviación de una característica del proceso que se considere fuera de especificación.
  • Unidades (U): Es la unidad básica de medida para el cálculo de la desviación. Puede ser un producto, un lote o batch, una muestra, transacción, o un servicio prestado a clientes internos o externos.
  • Oportunidades para un defecto (O)
  • Rendimiento (Y)
  • Defectos por unidad: Son los potenciales defectos que deben ser prevenidos y sobre los cuales se dirigen todas las acciones de mejora Six Sigma, ya que afectan directamente el rendimiento de la empresa. 

DPU = D/U = -ln(Y)

  • Defectos por oportunidad: Es la posibilidad que un producto o servicio presente algún fallo o defecto. 

DPO = DPU/O

  • Defectos por millón de oportunidades. 

DPMO = DPOx10^6

  • Oportunidades totales. 

TOP = UxO

Retomando el significado de la letra griega «sigma (s)«, ésta representa el parámetro que mide la variabilidad de una distribución estadística, mejor conocida como «desviación estándar« o «desviación típica«. En el caso de procesos estables, éstos siguen un comportamiento  representado estadísticamente por la distribución de probabilidad normal (o mejor conocida como «Campana de Gauss»). Los intervalos de tolerancia se representan como múltiplos de «sigma«, así que si se considera un proceso normalmente distribuido (Campana de Gauss) y con una tolerancia de 12s (centrado en su valor nominal), se considera que éste tien un nivel de calidad 6s, o lo que es lo mismo a una fracción defectuosa de 0,002 ppm (partes por millón). Así, los niveles de calidad se conocen según su desviación centrada sobre el valor nominal (6s, 5s, …, s).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *